El volcánico archipiélago de las Eolias, Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO, se encuentra al norte de Sicilia en el Mar Tirreno, e incluye siete islas – Stromboli, Vulcano, Salina, Filicudi, Alicudi, Panarea y Lipari – y un islote, Basiluzzo.

La más grande y más poblada de ellas es Lipari, cuya capital (también llamada Lipari) proporciona una base excelente desde donde explorar estas hermosas islas, con sus playas de arena negra, volcanes activos y costas rocosas. Nombrado por los colonos griegos después de Eolo, el dios de los vientos, el archipiélago es el hogar de cerca de 10.000 personas, un número que crece a 200.000 durante los meses de verano.

Estas son nuestras recomendaciones de las mejores islas eólicas para visitar.

1. Stromboli

Cuando Ingrid Bergman y Roberto Rossellini filmaron el clásico Stromboli, terra di Dio en 1949, no habían hoteles en la isla. El equipo tuvo que permanecer con los lugareños, muchos de los cuales fueron figurantes en la película. Después del éxito de Stromboli, los turistas comenzaron a llegar, atraídos por el paisaje escarpado y las playas de arena negra que aparecen en la película, y así es como comenzó la industria del turismo de la isla.

Estrictamente hablando, no hay mucho que hacer aquí: el terreno está ocupado casi en su totalidad por el volcán, sólo el extremo noreste estando habitado, no existen carreteras y hasta hace poco no había electricidad en Ginostra, el segundo asentamiento de la isla en la costa oeste. La vida es dura en Stromboli: los alimentos y agua potable tienen que ser transportados con el ferry y durante las tormentas de invierno la isla a veces queda aislada del resto del continente por días.

Stromboli res

Stromboli volcán, Italia

Aún así, venir aquí bien vale la pena el tiempo, ya que pocas islas ofrecen una belleza tan indómita, junto con la oportunidad de subir un volcán que ha estado en un estado continuo de erupción desde hace 2.000 años. Las visitas guiadas a la cumbre de Stromboli por lo general toman 2 horas y están organizadas de manera que los turistas lleguen a la cima al atardecer. Una ruta más corta, que no requiere guía comienza en Piscita (a 2 km al oeste del puerto) y lleva a los turistas al mirador Sciara del Fuoco, con vistas al rastro de lava negra corriendo abajo por el flanco norte del volcán. Se dice que las pequeñas playas de arena negra en Piscita son las mejores en el archipiélago de las Eolias.

Le recomendamos Marina Porto di Tropea, situada a 60 kilómetros de distancia, en la ciudad de Vibo Valentia.

2. Panarea

La isla más cara y de moda en el archipiélago, Panarea es también la más pequeña. Los 280 residentes ven su número aumentando de manera espectacular en los meses de verano, cuando la isla se convierte en lo que W Magazine describió como “el epicentro de la escena más chic de verano en el Mediterráneo, el lugar donde la alta sociedad internacional va para escapar del resto de la alta sociedad internacional”. El exclusivo Hotel Raya y Bridge Sushi Bar son el lugar para estar si desea tropezar con celebridades o incluso realeza europea.

Raya comenzó en los años 60 como una casa de huéspedes propiedad de los artistas Myriam Beltrami y Paolo Tilche y, como muchos de sus amigos famosos empezaron a visitar, ellos ampliaron la propiedad hasta la colina, construyendo más habitaciones y terrazas de la piedra caliza local. El hotel ofrece unas vistas impresionantes de Basiluzzo y Stromboli desde su hermosa terraza con una piscina infinita. Las vistas son aún mejor por la noche, cuando las explosiones del volcán iluminan el cielo cada pocos minutos. Los hoteles en Panarea son generalmente bastante caros y por lo general reservados con bastante antelación, pero también hay opciones asequibles como permanecer con los lugareños, muchos de los cuales tienen habitaciones para alquilar.

Panarea res

La isla de Panarea | La fuente de la foto: amazonaws.com

La mejor playa de la isla es Zammara, a un corto paseo desde la hermosa bahía de Cala Junca, donde aún se pueden ver cimientos de cabañas de la Edad del Bronce. En el otro lado de la isla se encuentra la histórica playa de Calcara, que los habitantes antiguos creían que era una entrada al Inframundo debido a las fumarolas humeantes a través de las rocas. Tome un viaje en barco a los islotes de Basiluzzo, donde debajo de las aguas claras usted puede ver los restos de un puerto romano.

Nuestra recomendación es Marina Porto Pignataro, en la isla de Lipari, la más grande del archipiélago de las Eolias.

3. Lipari

La isla más grande del archipiélago, Lipari es también el hogar de su única comunidad considerable. Alrededor de 11.000 personas viven aquí, sea en la ciudad principal de Lipari sea en uno de los cuatro pueblos: Pianoconte, Quttropani, Acquacalda y Canneto. Las montañas están talladas por las muchas canteras de piedra pómez, una industria importante en la isla. El litoral es rocoso y poco desarrollado, con rocas en alta mar y vistas increíbles.

Hay un sendero a lo largo de la costa entre Terme di San Calogero y la cantera de caolín en Bagnosecco, donde la superficie blanca y cremosa ha sido manchada de índigo, violeta, naranja, azul y mostaza debido a las emisiones de las fumarolas humeantes. Spiaggia Bianca (playa blanca) debe su nombre a la piedra pómez blanca de la cantera cercana. Porto di Ponente es una hermosa bahía orientada hacia el oeste con preciosas vistas a las islas cercanas de Salina y Filicudi. La playa aquí tiene una arena muy oscura.

Lipari-porto_0

Lipari, Italia | La fuente de la foto: culturalitaly.com

La ciudad principal es un lugar animado con una calle pintoresca, un castillo fortificado y un puerto agradable. Hay un museo arqueológico que muestra la historia de la morada del archipiélago de las Eolias y un parque arqueológico aún más interesante. Restos de varias torres y murallas medievales todavía pueden ser vistos en Lipari, junto con ruinas griegas y romanas. Al norte de la ciudad se encuentra Monte Rosa, una buena ruta de senderismo que ofrece vistas de Canneto al norte y de la ciudad de Lipari, al sur.

Le recomendamos Marina Corta, que significa “puerto deportivo corto”, ubicada en la ciudad de Lipari.

4. Salina

La isla de Salina, la segunda más grande del archipiélago, se encuentra muy cerca de Lipari y desde esa distancia parece totalmente verde con una costa lisa y dos picos – Monte Fossa delle Felci, el más alto del archipiélago de las Eolias y Monte dei Porri. Hay tres ciudades en Salina – Santa Marina en la costa este, Malfa, al norte, y Leni al sur-oeste – y algunos pueblos como Rinella, Capo Faro, Pollara y Lingua. Rinella tiene una hermosa playa de arena negra y Pollara, situada en un cráter volcánico, es la ubicación icónica de la película Il Postino.

La pequeña cala aquí es el hogar de un antiguo pueblo pesquero con casas construidas del lado de los acantilados, conectadas por escaleras. Hay alrededor de 200 escalones desde la cima del cráter. Las aguas son un buen lugar para bucear debido a la variedad de vida marina.

main-lingua-salina-sicily res

La isla de Salina | La fuente de la foto: neverendingvoyage.com

Más de 400 diferentes tipos de plantas crecen en Salina, incluyendo uvas, aceitunas y alcaparras, que los lugareños dicen ser las mejores en el mundo. El festival anual de la alcaparra es una fiesta de tres días con degustación de vinos, cenas de degustación y hasta un paseo en barco alrededor de la isla. Un producto notable de Salina es el vino blanco Malvasia, sólo hecho aquí.

Le recomendamos amarrar su barco en Porto delle Eolie en Santa Marina Salina, con un entorno natural que seguramente encantará a los viajeros que buscan un destino impresionante e aislado.

5. Alicudi y Filicudi

Alicudi es una pequeña isla en forma de cono en el punto más occidental del archipiélago. Es el hogar de alrededor de 80 personas que viven principalmente de la pesca y del turismo ocasional. Sus casas están repartidas alrededor de las laderas y conectadas por escaleras de piedra. Se dice que sólo se puede tener dos reacciones al ver Alicudi: lo amas o lo odias. La subida a la cumbre es dura, pero vale la pena, en un día claro todas las islas Eolias pueden ser vistas en la distancia. En el camino, los turistas pueden ver la iglesia abandonada de San Bartolomeo.

View-of-Filicudi-from-Alicudi-res

Islas de Filicudi y Alicudi, Italia | La fuente de la foto: travelviaitaly.com

Un poco más grande que su vecino occidental, Filicudi tiene algunos pequeños pueblos conectados por una carretera asfaltada. Es un buen lugar de buceo – el fondo del mar está lleno de restos de naufragios. La isla es en su mayor parte poco desarrollada debido a su estatus de reserva natural. Hay un pequeño museo arqueológico cerca del puerto y un parque arqueológico prehistórico más arriba en la colina. En la dirección opuesta al puerto se encuentra Pecorini a Mare, un pueblo de pescadores donde usted puede comer algunas de las mejores conchas en el archipiélago.

Le recomendamos la Marina Porto Pignataro, en la isla de Lipari, a aproximadamente 54 km de Alicudi y 36.5 de Filicudi.